BARINAS: TRES RECLUSOS JUGABAN CON LA GRANADA CUANDO ESTALLÓ: LA GRANADA EN EL INJUBA DEJÓ 4 MUERTOS

“A Leffer se le cayó la granada y enseguida explotó. Los muchachos no tuvieron tiempo para correr, ya que había bastante confusión y sólo algunos se percataron de lo que pasaba”.

A las ocho y 30 de la noche del pasado domingo, el cañonazo mortal se escenificó dentro de la Torre de Máxima Seguridad del penal de Barinas, donde varios internos, sin medir consecuencias, manipulaban una vieja granada fragmentaria, sin imaginar que en cualquier instante el artefacto se haría sentir para el cual fue elaborada.

“Los muchachos estaban echando broma desde temprano. El “pran” Leffer era el que más jugaba con la granada y estaba muy gracioso. Estuvo rodeado, como siempre, de varios reclusos, pero nunca pensaron que se le vendría al suelo, se le soltaría lo poco que tenía de seguridad y explotó”, refirió un allegado a uno de los fallecidos, experto en explosivos. En aquel infierno en segundos murieron de manera instantánea Leffer Daniel Parra Rivas, de 29 años de edad, Jean Carlos Rodríguez, de 24 años, y Gabriel Peña Moreno, de 27 años, entretanto Carlos Daniel Angel Peña, de 25 años, expiraba minutos luego en el área de emergencias del Hospital Dr. Luis Razetti.

“Leffer perdió el brazo derecho, con el que trató de agarrar nuevamente la granada. No pudo sostenerla y estalló en segundos. Todo fue un desastre en tan poco tiempo”, relató una tía de uno de los heridos. La chanza de Parra Rivas tuvo devastadoras consecuencias para él y tres de sus compañeros de celda, siete de los cuales resultaron afectados con severas lesiones y heridas.

“Todo era un desastre y bastante confusión. Las autoridades, incluso, pensaron que se trataba de una riña o enfrentamiento por el control del penal, pero todo era un juego con la granada”, dijo, desde el interior del penal y vía telefónica, uno de los internos que estaba lejos de la fatalidad.

Los heridos fueron identificados como Arnaldo Ildefonso Parra Rivas (30), hermano de Leffer; Joel Calles Salazar, de 26 años; Andel Daniel Báez, de 21 años, Rioger Jesús Salazar Navarro, de 19 años, Wílmer Paredes Yánez, de 23 años; Nelson José Rojas, de 25 años; y Johan Ramírez, de 25 años.

Los fallecidos

Tres de los reclusos que presuntamente estaban juntos manipulando la arma de guerra murieron durante la explosión y el cuarto en el Hospital Razetti.

El jefe de la Policía Científica, región Barinas, informó que los reclusos que perdieron la vida tenían el siguiente registro:

1.- Leffer Daniel Parra Rivas había ingresado al Injuba el 25 de noviembre del año 2010 por los delitos de ocultamiento de droga y homicidio. Estaba siendo procesado por el tribunal de control número 4.

2.- Jean Carlos Rodríguez ingresó a ese panal por el delito de ocultamiento de droga el primero de julio del año 2008, tras ser condenado a 12 años de prisión por el tribunal cuarto del CJP.

3.- Gabriel Peña Moreno (27), era procesado por los delitos de porte ilícito y robo agravado. Ingresó al Injuba el 14 de julio de 2010 y estaba a la orden del Tribunal de Control quinto.

4.- Carlos Daniel Ángel Peña (25) era procesado por el delito de robo agravado y había  ingresado al penal de Barinas el 17 de enero de este año, a la disposición del Tribunal I de Control. Un infierno en segundos

El estallido de la granada dentro del penal dejó secuelas de temor entre los vecinos alrededores de ese recinto carcelario. Y es que la vibración tras el estallido alcanzó a algunas casas.

“Yo escuché la explosión y sentí la vibración en mi casa”, señaló Joana Medina, una vecina de Negro I.

Aquello fue un desastre causado por un absurdo juego con una granada fragmentaria manipulada por seres que no pensaron lo que eso significaba.

Leffer no tuvo tiempo para volver a recoger el explosivo. Se produjo la estruendosa explosión y con ello muerte, tristeza, llanto y luto…

Fuente La Prensa de Barinas