BARINAS: Desde el Injuba mandaron a matar al sindicalista Roque Pérez

 

La orden de liquidar a Roque Pérez Belandria, dirigente sindical de la construcción de 43 años, vino de parte de uno de los reclusos del Internado Judicial de Barinas (Injuba) apodado “El arenoso” y tuvo como móvil la venganza, pues el ahora occiso se negó a seguirle pagando una “vacuna” mensual.

José Alexander Arenas Ojeda, un hombre de 29 años de edad y presunto cabecilla de una banda delictiva de la ciudad, fue el mentor del sonado crimen en contra de Roque Belandria, quien resultara asesinado de cuatro balazos la mañana del pasado 25 de noviembre, en el instante en que departía con un amigo dentro de la panadería La Concordia, ubicada en la calle La Quimil de Socopó, municipio Sucre.

“El Arenoso”, como es conocido en el bajo mundo, se la tenía jurada a Pérez, pues, de acuerdo a las pesquisas practicadas por sabuesos del Cicpc de las sub delegaciones Barinas y Socopó, tenía varios meses que no recibía su “vacuna” por parte del ahora occiso, lo que le costó la vida.

A tales efectos, según explicó el jefe de la Policía Científica, región Barinas, comisario Miguel Ángel Plaza, “El Arenoso” ordena el asesinato a gente de su entorno, con quienes acuerda el día y la manera de ejecutar al conocido dirigente sindical y social.

El jefe policial refirió que las pesquisas revelaron que Richard Keller Vargas Sulbarán (28), alias El Pollito, fue el autor material del crimen, en conjunto con Milles Delgado Molina (25) y Johnny Méndez, apodados “Cuco Milles” y “Cuco Johnny”, respectivamente, quienes se encuentran prófugos y son activamente buscados por aire y tierra.

“Estos sujetos fueron los que actuaron la mañana del pasado 25 de noviembre y están señalados como los autores materiales del hecho, en especial “El Pollito”, quien fue el autor de los disparos que segan la vida de Pérez Belandria”, sostuvo Plaza.

La pistola utilizada

El comisario Miguel Ángel Plaza, acompañado del jefe sub delegación Socopó, comisario Amador Labrador, señaló que el arma utilizada para asesinar a Roque Pérez fue una Glock, modelo 17, estaba en poder de tres ciudadanos que, tras un trabajo de inteligencia, fueron precisados en el interior del restaurante “El taco criollo”, ubicado frente al parque Ferial de esa localidad.

Los detenidos fueron identificados como Jean Carlos Guerrero (28), alias Carlos Putas; Johel Alberto Triana Chiquito (21), apodado “El ferretero”, y Elvis Raúl Contreras Méndez, de 21 años, a quienes se les incautó también una pistola Pietro Beretta, calibre 9mm., con las cuales se presume cometían fechorías.

“Tras la aprehensión de este trío, el Cicpc emprende un efectivo trabajo de investigación de campo y de pesquisas, el cual arroja como resultado la identidad del autor intelectual y de sus colaboradores, entre ellos los autores materiales”. Puntualizó Plaza.

Destacó que la pistola Glock pertenece al parque de armas del Cicpc y actualmente presentaba dos seriales.

Aquella mañana

“El Pollito” se acercó lentamente a su blanco al que, sin vacilar un segundo, lo liquida de cuatro balazos, al tiempo que hiere a William Sánchez Nuñez, quien para el momento acompañaban a Pérez Belandria en el interior de la referida panadería.

Vargas Sulbarán huye a pie a toda prisa y, más adelante, es recogido en una motocicleta Empire, color azul, placa AB2236V, conducida por Jean Carlos Guerrero, alias “El Carlos”, y ambos se trasladan a toda velocidad a casa de una mujer de nombre Gladis, ubicada en la calle 13, con avenida 12, del barrio Los Próceres, de Socopó.

El comisario Plaza explica que el homicida descansa allí cuatro días en espera que la situación se enfríe y de allí huye.

Durante el homicidio entran en juego un Ford Fiesta Power, 2011, placa AC995NB, así como un Chevrolet Aveo, color azul, placa AC279KV, y una camioneta Toyota Terios, color azul oscuro, placa AB1N6S, propiedad de “El arenoso”, el autor intelectual del sangriento asesinato.

Estos vehículos, junto con la moto -refiere el comisario Plaza-, son utilizados para la movilización de Vargas Sulbarán desde su casa, ubicada en el barrio Los Próceres, de esta ciudad de Barinas, hasta Socopó, así como el traslado de sus colaboradores.

Las indagaciones indican que los vehículos fueron tripulados por los “Cucos” Milles Delgado y Johnny Méndez, junto con otros colaboradores.

Todos estos automotores fueron localizados en diferentes lugares de Socopó y Barinas y están siendo sometidos a experticias por parte de la brigada de vehículos del Cicpc.

Así lo reseñó LA PRENSA


___________________________________________________________________________________________