TRECE MUERTES VIOLENTAS EN FIN DE AÑO Y PRIMERO DE ENERO

 

 

 

Trece muertes violentas, entre ellas seis homicidios -tres de ellos a tiros- fue el saldo que dejó el fin de año y el comienzo del presente, en diferente sucesos registrados en la entidad, lo que revela el alto grado de violencia desatada en Barinas.

Tres muertos a tiros, dos a cuchilladas; un ahogado y tres fallecidos por accidentes de tránsito resume lo acontecido durante el 31 de diciembre y el primero de enero del año que recién comienza.

Jonathan Alexánder Buelva Mendoza (29), mototaxista, fue ultimado a balazos en su residencia en el barrio Corralito I antes del cañonazo; a Josmir Alexánder Hidalgo, inválido, de 24 años, lo ejecutaron de varios tiros recibiendo el nuevo año, en Guanapa, y José Antonio Contreras (27), falleció la noche del primero de enero luego de cuatro días grave tras recibir un escopetazo en el pecho.

A Franklin Eduardo Carballo Monsalve (23) lo ajusticiaron a tiros en la II etapa de Mi Jardín.

A estos cuatro fallecidos por arma de fuego se suma el nombre de Durán Alexander Blanco Vera (27), quien resultara asesinado de una cuchillada en el abdomen, en una riña protagonizada la madrugada del primero de enero en el barrio 5 de Julio de Ciudad Bolivia, municipio Pedraza y el de Edgar José Agelvis Leal, de 47 años de edad, el ciudadano que, en medio de una riña callejera, recibió heridas cortantes en ambas manos en el barrio Unión, a pocos minutos de la llegada del año 2013.

Dos horas antes del cañonazo

Alrededor de las ocho y 30 de la última noche del año, a menos de cuatro horas del tradicional cañonazo, dos gatilleros protagonizaron un atentado en contra de Jonathan Alexander Buelva Mendoza, mototaxista de 29 años de edad, en hecho registrado frente a la residencia del ahora occiso, ubicada en la calle seis del barrio Corralito I, al sur de la ciudad.

De acuerdo a datos policiales extraoficiales, Buelva Mendoza estaba en su domicilio compartiendo con unos amigos las últimas horas del año viejo cuando de repente los pistoleros en moto arribaron al sitio.

El par de sujetos se abalanzó directamente a donde se encontraba el blanco escogido, al que de inmediato le propinaron dos impactos de bala.

El joven de 29 años y padre de dos hijos fue levantado con signos vitales y de allí fue trasladado primeramente al Centro de Diagnóstico Integral de Mi Jardín, donde recibió las primeras atenciones.

De allí fue llevado con urgencia al área de cirugía menor del Hospital Dr. Luis Razetti, donde expiró a los pocos minutos de su ingreso.

Las autoridades presumen que se trató de una venganza por la manera en que sucedió el hecho, por lo que se investigan sus causas.

Estaba dando el Feliz Año

En suceso similar acontecido en la calle principal del barrio Guanapa I alrededor de las 12 y 30 del comienzo de la madrugada del nuevo año, un joven inválido de 24 años de edad resultó asesinado de múltiples impactos de bala.

La fatal víctima respondía al nombre de Josmir Alexánder Hidalgo Fernández, con residencia en la calle dos del mencionado sector de la parroquia Rómulo Betancourt de esta ciudad.

Según versiones de testigos, el joven se encontraba frente a la casa donde estaba domiciliado desde hace dos semanas, apoyado en su silla de ruedas, cuando de pronto, un sujeto armado con una pistola abrió fuego en su contra.

Hidalgo, quien se dedicaba al comercio, fue auxiliado y trasladado al Hospital Dr. Luis Razetti, donde expiró mientras era intervenido quirúrgicamente, debido a la gravedad del pase de los proyectiles en su organismo.

Una tía del fallecido refirió que Josmir era un chico sano y sin aparentes problemas.

De cuchillada

En el marco de una riña suscitada durante las primeras horas del año nuevo, en un club social de San Rafael de Canaguá, municipio Pedraza, un campesino de 20 años de edad, resultó asesinado de una certera cuchillada en el abdomen. El

relato suministrado por fuentes policiales indica que el ahora occiso, identificado como Carlos Daniel Villanueva, de 20 años, con domicilio en esa localidad, intervino en una pelea callejera y se enfrentó a un sujeto, el cual no se amilanó para sacar a relucir un cuchillo, con el cual se le abalanzó al ahora occiso.

Villanueva recibió una cuchillada en el abdomen, la cual lo dejó muy grave, por lo que fue trasladado al CDI de esa zona, donde expiró a los pocos minutos de haber ingresado.

Al lugar se trasladó una comisión de la Policía Científica, subdelegación Socopó, cuyos funcionarios iniciaron las averiguaciones de rigor para dar con el paradero del camorrista que dio muerte al joven campesino.

Le dispararon cuando cenaba

En hecho registrado la noche del pasado 28 de diciembre, unos tres pistoleros irrumpieron la humilde casa donde José Antonio Contreras, de 27 años y su mujer, menor que él, vivían desde hace tiempo.

El hecho se registró en el barrio Las Vegas de Socopó a eso de las siete de la noche del mencionado día, cuando el ahora occiso cenaba.

Al parecer, según refirió la única testigo del hecho, los sujetos la sometieron y luego la empujaron a ella, mientras no descuidaban a los otros presentes.

Posteriormente, se le acercaron a Contreras, quien en ese instante degustaba la cena ante su mujer y uno de los tres niños de ambos.

Uno de los maleantes no tuvo escrúpulo alguno para apretar el gatillo de una escopeta y dejarlo gravemente herido.

“Los sujetos aparentemente iban a robar a Contreras, quien se resistió y él se defendió, pero con el infortunio le llegó de primero”.

El ahora occiso fue auxiliado e ingresó al área de emergencias del Hospital Dr. Luis Razetti, donde se mantuvo grave durante horas y finalmente expiró la noche del pasado martes primero de enero.

Funcionarios del Cicpc, subdelegación Socopó emprendieron las averiguaciones de rigor con respecto a este caso.

Iba a visitar una tía

Como Franklin Eduardo Carvallo Monsalve, de 23 años de edad, fue identificado el joven que la noche del pasado 30 de diciembre fue ajusticiado de varios impactos de bala, en suceso registrado en la calle dos del sector II del barrio Mi Jardín de esta ciudad. Versiones policiales indicaron que Carvallo se dirigía en una bicicleta a casa de una tía suya, cuando de repente fue seguido por un pistolero que esperó el mejor momento para ejecutarlo a balazos alrededor de las 9 y 30 de la noche del mencionado día.

Familiares del occiso señalaron que se dedicaba a labores de albañilería y era padre de dos hijos.

“Este crimen lo dejamos en las manos de Dios porque jamás tomaremos la justicia con nuestras propias manos; eso nunca lo haremos”, sentenciaron parientes del joven asesinado.

Le cortaron venas

Como Edgar José Agelvis Leal, de 47 años de edad, fue identificado el ciudadano que, en medio de una riña callejera, recibió heridas cortantes en ambas manos, lo que le produjo una fuerte hemorragia que le segó la vida en poco tiempo, en hecho registrado pocos minutos antes del cañonazo, en la calle Bolívar de esta ciudad.

Según fuentes policiales, el hecho se registró alrededor de las 11 y 30 de la noche del 31 de diciembre, a escasa media hora del cañonazo, cuando Agelvis Leal se enfrascó en una agria disputa con un sujeto, con el cual se enfrentó físicamente y le causó heridas en ambas manos.

Fue llevado al Hospital Razetti, donde expiró a los pocos minutos de su ingreso.

Pierde la vida sargento de la GNB

La noche del pasado 31 de diciembre, la muerte cargó con el sargento II de la Guardia Nacional, Melvin David Valero, de 27 años de edad, quien murió horas luego en el área del Hospital Dr. Luis Razetti, tras sufrir graves lesiones, al colisionar la motocicleta que tripulaba, en suceso registrado en Dolores, municipio Rojas.

Valero, quien tenía domicilio en Las Casitas de Libertad, municipio Rojas, y laboraba en Mantecal, estado Apure, se trasladaba hacia allá cuando perdió el control de la máquina para salir expelido y sufrir un severo trauma craneal y otras lesiones complicadas. El funcionario de la GN murió alrededor de las 7 y 30 de la noche del último día del año, minutos luego de su ingreso al Hospital Razetti.

Anciano arrollado

Un ciudadano de 84 años de edad, identificado como Magdaleno Mejías, perdió la vida una hora antes del cañonazo, luego que resultara arrollado por un vehículo, en suceso ocurrido en el sector La Rayita, municipio Alberto Arvelo Torrealba.

El fatal accidente ocurrió alrededor de las nueve de la noche cuando el octogenario intentaba cruzar la vía, cerca del cuartel de esa localidad.

Mejías fue socorrido y trasladado con vida al Hospital Dr. Luis Razetti, donde dejó de existir antes del abrazo de Feliz Año.

Niña muere arrollada por moto

En hecho ocurrido en la madrugada del primero de enero en la vía al caserío Los Mangos, en Santa Bárbara, municipio Ezequiel Zamora, una menor de seis años de edad murió, luego que fuera arrollada por una motocicleta.

La infante, al parecer, quiso cruzar la referida vía cuando de repente fue embestida por la máquina, cuyo conductor sufrió lesiones leves.

El caso fue puesto a la orden de la Fiscalía del Ministerio Público.

Muere mototaxista en colisión

Un mototaxista de 22 años de edad, de nombre Darwing Jesús Contreras Briceño, perdió la vida a dos horas de la llegada del nuevo año, tras colisionar la moto que tripulaba, en accidente registrado en la calle principal del sector San Rafael, en Barinitas, municipio Bolívar, a poca distancia de su residencia. Contreras Briceño era mototaxista y padre de tres pequeños que ahora quedan en la orfandad.

Fallece menor en colisión

Un menor de 16 años de edad resultó muerto y otras seis personas lesionadas, en la colisión frontal entre dos camionetas, en accidente suscitado en la carretera a Sabaneta, a la altura de Veguitas.

El occiso, FJR, viajaba en la parte trasera de una camioneta Ford negra, placa 912-XLT, en la que viajaban también sus familiares cercanos, Ana Rivas (82), Jesús Rivas (46), Delio Rivas (51) y Freiser Rivas (22).

En la otra unidad transitaban Yoleida Berríos (36), María Berríos (45), Pedro Santiago (55) y Jesús Camacho (51), quienes resultaron levemente lesionados.

Le explotó fuego artificial en el rostro

En un caso inusual pero que debe llamar la atención de todos, una menor de 16 años de edad murió segundos luego que un fuego artificial estallara en su rostro, en hecho ocurrido en Calderas, municipio Bolívar.

La información conocida en el sitio del hecho indica que alguien lanzó una “varilla” explosiva, la cual impactó con un poste de electricidad y, a su vez, retornó con bastante velocidad y explotó en el rostro de la jovencita de 16 años de edad, quien lamentablemente murió de manera instantánea.

Los daños que sufrió la menor se reflejó en lesiones craneales y otras complicadas que le generaron el deceso.

Se ahogó

Alrededor de las tres de la tarde del primero de enero, un albañil de 29 años de edad, identificado como José Gregorio Henríquez Molina, murió por inmersión, luego que sufriera un aparente calambre mientas disfrutaba de las aguas del río Guanare, en jurisdicción del municipio Alberto Arvelo Torrealba.

El señor Desiderio Arellano, padrastro del joven, indica que el ahora occiso y su mujer estaban juntos con otras personas en el mencionado caudal, a la altura del sector Justo Moreno, cuando de repente algo extraño sucedía con él dentro de un caño.

Henríquez Molina, quien tenía domicilio en el caserío Palo Quema’o, en el mismo municipio, fue llevado con urgencia al CDI de esa zona, pero apenas pudo balbucear unas palabras para luego fallecer, producto de la asfixia y de un paro cardíaco que complicó su cuadro médico.

El cuerpo sin vida del trabajador y padre de tres niños fue trasladado a la morgue del Cicpc por una comisión de ese organismo de la subdelegación Sabaneta, con el fin de que se le practicara la necropsia de ley.

 

 

 

 

 

 

 

LPB

 

 

 

 

 

 

______________________________________________________________________________________________